La madera es única. Su elegancia, estilo y calidez crean un ambiente único, exclusivo. Es por ese motivo que al ver una puerta Effebiquattro, surge esa necesidad de querer más. Al vestir toda la estancia con este material mágico se logra una sensación de confort inigualable.