El capitel y el marco de formas neoclásicas o el acabado realizado por manos expertas de la colección Bohème nos trae de vuelta las tradiciones más altas de nuestra cultura. Una época donde los Palacios de la alta aristocracia o los apartamentos burgueses representaban el máximo exponente de calidad y elegancia.

Una época que sigue atrapando a aquellas personas que se dejan mecer por la magia del pasado.